¿Qué ver en Quebec en 3 días? Plan completo

Quebec es una ciudad pequeña y tranquila con poco más de medio millón de habitantes, su gente, sus costumbres y su arquitectura nos transportan a Francia. Aquí, en una de las ciudades más antiguas de Norteamérica, la historia se fusiona con la modernidad y con los más bellos paisajes naturales de una manera armónica y por eso cada vez más personas se enamoran de este bello lugar.

En este itinerario de 3 días te presentamos los lugares más destacados que no puedes dejar de visitar en tu paso por esta ciudad y que la convierten en un lugar único.

Día 1: Recorrer la ciudad

Visitar Old Quebec

El día 1 es ideal para recorrer los lugares más emblemáticos de la ciudad, los que hacen a la identidad de Quebec y es visita obligada de todo turista.

El primero de ellos es Vieux Quebec o Viejo Quebec, el casco antiguo de la ciudad que data del siglo XVII compuesto de callejuelas empedradas y antiguas construcciones que hoy en día funcionan como boutiques y tiendas.

Un lugar para pasar varias horas recorriendo emplazamientos históricos como Place Royale, Petit Champlain y la Terraza Dufferin y de paso disfrutar de la gastronomía local.

Muy cerca de ahí se encuentra Chateau Frontenac, edificio icónico de la ciudad que funciona como hotel de lujo, se encuentra frente al Río San Lorenzo. Esta construcción que cuenta con elementos arquitectónicos del estilo de los castillos franceses abrió sus puertas en 1893 y es considerado el hotel más fotografiado del mundo.

Por último te recomendamos finalizar el día visitando las Fortificaciones, un conjunto de murallas de 4.5km de largo que rodean la parte principal de la ciudad y que hacen de Quebec la única ciudad amurallada de todo Norteamérica. Datan del periodo colonial y el tour de visita permite apreciar diversos lugares históricos incluyendo La Citadela y el museo del regimiento.

Día 2: Tour de avistamiento de ballenas y cata de vinos

No solo de historia se trata Quebec. Aquí la naturaleza se fusiona con la urbanidad de una manera muy armónica. Quebec es una región llena de parques naturales y reservas que atraen a miles de turistas por año.

Uno de los tours que vale la pena hacer por esta ciudad es el de avistamiento de ballenas y cata de vinos y que puede llevarte todo un día.

Tour por Quebec

Empezando a la mañana temprano, el recorrido comienza en autobús a los largo del rio San Lorenzo hasta la ciudad de Baie Sainte-Catherine para luego embarcar en un crucero para avistar ballenas, focas y belugas. En todo momento un guía naturalista certificado proporciona información sobre la vida silvestre local.

Una vez terminado este recorrido, cerca del mediodía, puedes realizar el tour a la región vinícola de Quebec que se encuentra en viñedos ubicados en campos en las colinas rodeados de un paisaje de bosques y montañas.

Desde la salida en minibús podrás apreciar el paisaje y aprender los conceptos básicos de las uvas locales y al llegar disfrutar una amplia variedad de vinos locales con servicio personalizado que suele incluir almuerzo.

Cata de vinos en Quebec

Día 3: Visitar el Parque Nacional Jacques Cartier

El Parque Nacional Jacques Cartier se encuentra ubicado a 50km de la ciudad y es el lugar ideal para que finalices tu visita de 3 días por Quebec. En este parque podrás apreciar la flora y fauna autóctona de la región en un bello habitad de bosques y lagos. Aquí podrás practicar trekking, senderismo, disfrutar paseos en bicicleta, realizar avistamiento de aves, rafting, paseos en canoa, e incluso disfrutar de una día de camping. Si vas en invierno, el área montañosa se convierte en una zona de sky.

Conclusiones

Como habrás visto, si visitas Canadá, vale la pena tomarse unos días para recorrerla y conocer su cultura y apreciar sus principales enclaves. Para muchos es una de las ciudades más bellas de todo Canadá pues escapa al prototipo de gran urbe que suelen ser las ciudades capitales.

Quebec es un lugar muy tranquilo con mucho para ofrecer tanto para quienes disfrutan de la historia y la cultura como para aquellos que busquen estar en contacto con la naturaleza. Además, aquí la gente es muy cordial y recibe al visitante con los brazos abiertos y orgullosos de mostrar su ciudad.

Compartir Artículo
CONTENIDO RELACIONADO
TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario