¿Qué es la escala canadiense?

Es una escala de valoración neurológica, sencilla, que comprende aspectos cognitivos como consciencia, lenguaje y orientación, determinando las posibilidades de comunicación con el paciente, y motores.

También permite definir las actividades de la vida diaria que se verán afectadas según las limitaciones halladas y la afectación en la calidad de vida que ello supondrá.

¿Qué valora la escala canadiense y en qué casos se usa?

Esta escala se usa en las consultas de neurología y unidades de Ictus para evaluar el estado neurológico de un paciente. Tiene diferentes ítems que se van marcando para llegar a una puntuación total.

La evaluación con esta escala la realiza el servicio de enfermería:

  • Cada 4 horas las primeras 48 horas
  • Cada 8 horas el tercer día
  • Cada 24 horas hasta que el paciente recibe el alta

¿Cómo se evalúa una escala canadiense?

cómo se valora la escala canadiense

Los ítems que se evalúan en la Escala Canadiense son:

  • En primer lugar Nivel de conciencia; si el paciente está alerta o somnoliento
  • En segundo lugar se evalúa la orientación; si el paciente puede orientarse en espacio y tiempo o si por el contrario no puede responder a las preguntas.
  • El tercer punto que se evalúa es comprensión del lenguaje; el paciente debe cumplir con 3 ordenes; “Cierre los ojos”, “Señale el techo”, “¿Se hunde una piedra en el agua?”. Si el paciente obedece a las 3 órdenes continuar con Lenguaje de expresión, de lo contrario se anotará la puntuación de Déficit de comprensión y se procederá directamente a examinar la función motora.

En la parte de expresión, se toma un bolígrafo, una llave y un reloj y se le pide al paciente que nombre cada uno de ellos y luego se le pregunta que se hace con cada uno de ellos. Si responde correctamente a las 3 preguntas, se anotará la puntuación “Habla normal”. Si responde 2 o menos se puntuará como “Déficit de expresión”.

  • En el cuarto punto se evalúan las funciones motoras: entre las pruebas a las que se somete al paciente está la de pedirle que muestre los dientes, y diversas pruebas de movimiento de las extremidades superiores e inferiores. En base a los resultados se determinará la graduación del déficit motor.

Conclusiones

La Escala Canadiense se aplica a pacientes que han sufrido un ictus, es decir una emergencia neurológica. Al producirse uno de estos cuadros, el paciente es trasladado a una unidad de cuidados agudos no intensivos donde se procede a estabilizarlo y comenzar el tratamiento.

Es aquí donde personal especializado utiliza la escala canadiense para valorar la capacidad funcional del paciente. Se realiza de manera sencilla y permite valorar el nivel de conciencia, de orientación, lenguaje y respuestas motoras. De esta manera se determina la condición del paciente durante las primeras fases del ictus.

También se puede aplicar como escala funcional ya que permite definir las actividades de la vida diaria que se verán afectadas según las limitaciones halladas y la afectación en la calidad de vida que ello supondrá.

Compartir Artículo
CONTENIDO RELACIONADO
TE PUEDE INTERESAR

Deja un comentario